Ella crió 3 hijos con esfuerzo, para que luego de 80 años le hagan ésto…

0
7138

Seres humanos es la categoría como se nos define en general, pero, en los tiempos que corren debería ser considerada la división de esta clasificación, por un lado en seres humanos que realmente demuestran comportarse como tales, y gente que parece un ser humano pero actúa como ni siquiera un perro lo haría.

Ligia Flores, esta abuela de 80 años fue vilmente maltratada y abandonada por su familia, por los 3 hijos que crió con los mayores esfuerzos de su vida, quizás dejando sus propios intereses de lado por darles a ellos un futuro. Con los años vinieron los achaques de su salud y entre ellos un mal de Parkinson que fue prácticamente el “boleto de salida” que sus hijos vieron para lavarse las manos y ya no hacerse cargo de ella, ni atenderla como necesitaba. Para ellos, Ligia era solo una carga en la familia que no aportaba nada… pero olvidaban como grandes desgraciados que son, todo lo que ella ya había aportado y que los había puesto allí parados, bien comidos, estudiados y con la posibilidad de valerse por si mismos en la vida…

La situación de Ligia es IDÉNTICA A LA SITUACIÓN DE MILES DE OTROS ABUELOS E INCLUSIVE ES IDÉNTICA A LA DE LOS ANIMALES ABANDONADOS. La forma en que decidieron deshacerse de ella es la que padecen miles de animales cada día, donde los inmorales que los tienen de buena mañana deciden que el animal es una carga y allá van a dejarlos en cualquier parte, lavarse las manos y “problema resuelto”

No hay justificación alguna, todos los adultos mayores, niños y animales deben ser respetados y valorados, pero especialmente los abuelos son personas con mucha experiencia, conocimiento y sabiduría QUE EL MUNDO HOY ARROJA A HOSPICIOS Y ASILOS COMO SI FUERAN BASURA en el mejor de los casos, y en otros como el de Ligia, abandonada peor que un perro…

La historia de Ligia hoy llega a nosotros para divulgarla, para mostrar cuan ruin puede llegar a ser inclusive nuestra propia sangre, cuantos valores se han perdido en “la sociedad moderna”, la moral que se perdió y sin duda, exigir JUSTICIA contra los 3 engendros hijos de esta señora, que fueron capaces de obrar con tanta saña y maldad en su contra

En el siguiente vídeo podrás ver más detalle de esta historia que está indignando a todo internet:

La gota que derramó el vaso y que fue el motivo de que todos supieran el sufrimiento de esta mujer es que uno de sus hijos en complicidad con su despreciable esposa le dijeron a Ligia que le pagarían un viaje para que descansara y despejara su mente, pero en realidad solo querían deshacerse de ella.

Tuvieron la sangre fría de hacerla armar una pequeña maleta en la ilusión de hacer su viaje y cuando la subieron al avión en México y la volaron a Colombia, al llegar nadie la esperaba y así, la dejaron en el aeropuerto, en el sobre donde llevaría el dinero, apenas había 1 dólar y una carta. ¿Te suena parecida la historia de ver un animalito arrojado por ahí con una carta? ¿Te suena engañar a un inocente animal con que irá a jugar al parque, meterlo al coche y dejarlo tirado en un bosque lejos?

Las autoridades la encontraron en el Aeropuerto Internacional de Bogotá, Colombia y al preguntarle que sucedía, porque la vieron confundida, sin saber para donde ir, y entonces confesó con las lágrimas, las que más nos han dolido ver en los últimos tiempos, apenas parte del infierno que vivía día con día.

Mencionó que su nuera le decía constantemente “vieja decrépita e inútil”, que sus nietos la maltrataban con golpes y sus hijos con insultos. También se descubrió que en Colombia (donde había arribado) viven dos de sus hijos y al llamarles, estos dijeron no poder hacerse cargo de ella después de mencionarles que padecían la enfermedad de Parkinson y no podía valerse por ella misma.

Uno de sus hijos se llama GERMAN ORTIZ y para toda aquella gente de Colombia que conozca al sujeto, es menester pasar la voz y mostrar la cara del infeliz, para que la gente sepa que tipo de monstruo es, al igual que sus otros hermanos, 1 que vive también en Colombia y el otro que preparó todo este macabro plan, en México.

Es realmente lamentable que el ser humano actúe con su “manada” como ni siquiera un animal del más salvaje de este bendito mundo lo haría. Es repugnante ver que éste tipo de orates inclusive deben presentarse ante su círculo de amistades como unas grandes personas, cuando en realidad son este tipo de monstruos capaces de dejar abandonada a su propia madre, con frío, con hambre, y enferma en un lugar que no conoce y sin siquiera un lugar donde dormir.

Ese tipo de desgraciados, que hoy se creen impunes olvidan que el día de mañana, esos mismos hijos que tienen y que le jalaban el cabello a su abuela y la maltrataban, porque eso veían que los propios hijos de Ligia (sus padres) lo hacían, LO HARÁN EXACTAMENTE CON ELLOS CUANDO YA NO PUEDAN DARLES LO QUE PIDEN.

Esos “niños” serán quienes en un futuro no muy lejano, venguen semejante situación que los 3 desgraciados hijos de Ligia han hecho con ella, haciéndole lo mismo o peor a ellos y allí se darán cuenta lo que han hecho con su propia madre años atrás y quizás se arrepientan… o quizás jamás lo hagan.

En este tipo de casos, quizás la prisión no es la solución, sino esperar que el tiempo y las propias circunstancias que han generado estos 3 monstruos, les cobren todas y cada una de las maldades que hoy cometieron.

Todos merecemos una vida en la que predomine el respeto, la tolerancia y abunde el amor y la generosidad. Sobre todo cuando nos ponemos mayores, donde ya no podemos aportar tanto como antes, o ser el sostén de nuestros hogares, merecemos una vida tranquila en la que nos dediquemos exclusivamente a disfrutar a la familia pero se nos trate con el mismo respeto de siempre.

Terminamos esta nota tan triste, levantando los ojos al cielo y enviando un beso a nuestras amadas abuelas sabiendo que hasta los últimos días de la vida de cada una, ambas supieron por acción y por verbo que eran amadas infinitamente por cada uno de sus hijos y nietos. En nuestro corazón por siempre y para siempre